Atrás

Un espacio donde explicar nuestra experiencia cotidiana: un museo para entender el agua

14 de mayo de 2018

Un espacio donde explicar nuestra experiencia cotidiana: un museo para entender el agua

Dijo en una ocasión el magnífico escritor turco Orhan Pamuk que "un museo no debería ser tan solo un lugar en el que mostrar cuadros sofisticados, sino también un ámbito en el que podamos comunicar nuestra experiencia a través de objetos cotidianos". En Agbar compartimos esa concepción del espacio museístico.

Para la celebración del Día Internacional de los Museos el próximo 18 de mayo, este 2018 el ICOM (Consejo Internacional de Museos) ha propuesto el lema "Museos hiperconectados: enfoques nuevos, públicos nuevos". Pocos enfoques podrían resultar más acertados para un contexto como el actual, en el que personas, entidades e instituciones están cada vez más conectadas entre sí, tanto por la proliferación de avances tecnológicos que permiten el intercambio fluido de información, como por la cultura de la información en la que vivimos ya plenamente instalados, en gran medida propiciada por dichos avances.

Un valiosísimo espacio para realizar ese intercambio fructífero de información con la sociedad es el Museu Agbar de les Aigües, establecido hoy en las mismas instalaciones que a partir de 1909 se emplearon para extraer agua del acuífero del Baix Llobregat. La central sigue operativa y la antigua instalación hidráulica de vapor original convive con las bombas de impulsión modernas. Son esos algunos de nuestros particulares "objetos cotidianos" de los que hablaba Pamuk, que en ese espacio comunican nuestra experiencia y cumplen con una importante función divulgativa, siempre en torno a la idea de compartir con la sociedad el impacto positivo y el valor del agua.

Sala de la Electricidad del Museo Agbar de les Aigües

El Museu de Cornellà es para nosotros un espacio vivo, un lugar en el que poder dar a conocer cómo realizamos nuestra labor como empresa y en el que transmitir los valores esenciales en torno al tratamiento del bien esencial que nos encargamos de gestionar. Se trata de algo tan sencillo y tan importante como es un museo dedicado al agua, a promover su conocimiento, ofreciendo para ello experiencias tanto educativas como lúdicas.

Este año, uno de los grandes proyectos del museo fue la exposición temporal Espacios recobrados. Los nuevos usos del patrimonio industrial catalán, que permaneció abierta del 19 de enero al 18 de febrero. La muestra, fruto de la colaboración del arquitecto Ferran Pont y la fotógrafa Teresa Llordés, propuso un recorrido por las intervenciones de reutilización del patrimonio industrial llevadas a cabo en Catalunya a lo largo de las últimas décadas. Coproducida por la Fundació Antigues Caixes Catalanes y el Museu de la Ciència y de la Tècnica de Catalunya (mNACTECT), destacan entre los proyectos expuestos en ella los trabajos de recuperación del patrimonio fabril de Catalunya.

FUENTE: Fundación Agbar |Exposición temporal Espacios recobrados. Los nuevos usos del patrimonio industrial catalán.

Tanto las exposiciones temporales como las distintas actividades que se programan y la exposición permanente - que traza un recorrido por la historia del abastecimiento de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana- nos sirven como inmejorable entorno donde transmitir nuestros valores y objetivos como empresa. Destacan entre ellos dos cuestiones en las que no debemos dejar de insistir: el avance hacia una sociedad que entienda la prioridad del derecho humano al agua y la protección del medio ambiente (que a su vez es condición indispensable para la consecución de la anterior). Una parte muy importante de nuestro cometido, como organización, es poner en conocimiento de la sociedad todos los pormenores y mejoras en la gestión de los recursos hídricos. Por ello poder contar con un espacio como el Museu de les Aigües, por el que cada año pasan decenas de miles de visitantes, resulta una ventaja tan fundamental.

 

Etiquetas:


Linkedin
Facebook Siguenos en Facebook